martes, 20 de octubre de 2009

Miembros reales del cartel del norte del valle

Orlando Henao El hombre del overol: era el máximo jefe del Cartel. Fue víctima de acusaciones por parte de los Rodríguez Orejuela y Orlando, en vista de esto, les declara la guerra y como muestra de su capacidad destructora manda a un grupo de sicarios al restaurante Rodizzio "Río de Janeiro" en Cali. Orlando, que se encontraba en Bogotá, le pide a Jabón que comande la acción. En el intercambio de balas mueren el cuñado de Miguel Rodríguez, Óscar Echeverri, Nicol Antonio Parra escolta de William Rodríguez Abadía, hijo de Miguel. Orlando muere cuando se entrega en la cárcel Modelo de Bogotá víctima de su compañero de prisión.


Coronel Danilo González: Policía de alto mando y condecorado por agencias norteamericanas, se vuelve un oficial corrupto y temido en el Cartel del Norte del Valle. Es mandado a asesinar por Don Diego años más tarde.


Iván Urdinola: era uno de los cabecillas del cartel. Es capturado por las Fuerzas Armadas de Colombia cuando se encontraba en una hacienda. Permanece 8 años en la cárcel. Poco antes de recobrar su libertad es envenenado por una comida de un cocinero pagado por su esposa Lorena Henao.
Efraín Hernández [[Don Efra]]: era uno de los cabecillas del cartel. Cuando Orlando se entera que Efraín va a viajar a Estados Unidos para colaborar con la DEA lo manda asesinar con unos de los sicarios del capo.
Andrés López López Florecita: se mete al negocio, todavía siendo un simple estudiante de 15 años. Cuando se quiere retirar del negocio, se da cuenta que no lo puede hacer, a menos que se atenga a las consecuencias, ya que es una pieza clave para la organización. Después se entrega en Estados Unidos y durante su tiempo en prisión escribe un libro llamado El Cartel de los sapos que develaría todo sobre uno de los carteles más poderosos del mundo el Cartel del Norte del Valle. Era el mejor amigo en la juventud de Fernando Henao, quien lo introduce al mundo del narcotrafico.
Fernando Henao: el menor de los Henao, su ídolo era su hermano mayor Orlando. Es quien induce a Florecita al mundo del narcotráfico através de su hermano Orlando. Decidió irse a Estados Unidos para escapar del narcotráfico pero siguió traqueteando y el FBI lo descubrió. Fue capturado en Estados Unidos en 2001 y su sentencia es de 22 años. Saldrá libre en 2019.


Arcángel Henao El Mocho: era uno de los Henao y era el menos tenido en cuenta por Orlando y por la organización. Estaba más pendiente de las infidelidades de su mujer y de las fiestas. Sale del país por amenazas de Jabón y Don Diego y ahora espera una condena de entre 30 y 40 años en Estados Unidos.


Lorena Henao: la única mujer del clan de los Henao y la única de los Henao que no está presa ni muerta. Salió de la cárcel El Buen Pastor de Bogotá y sufre de una enfermedad en su columna vertebral que la redujo a una silla de ruedas. Fue la esposa de Iván Urdinola, y en medio de la condena de éste, ella lo mando a envenenar a través de una comida que le dijo que preparara un chef. Nunca se le comprobó culpabilidad en la muerte de su esposo.


Wilber Varela Jabón: era el jefe del ala militar del cartel, y cuando su máximo jefe murió, se convirtió en el sucesor de éste en el control del cartel del Norte del Valle. Le declaró la guerra a todos sus socios y a todos los venció. Sostuvo su último gran enfrentamiento con Don Diego y para esto tuvo que crear un grupo narco-paramilitar llamado Los Rastrojos al mando de él y sus principales lugartenientes, Luis E. Calle "Comba" y Diego Pérez Henao " Diego Rastrojo". Acabó por completo con el clan Herrera y obligó a Rasguño a irse del país. Por último se fue a vivir a Venezuela y se alió con un sector de la Guardia Nacional de Venezuela. Allí es asesinado por sus propios subalternos.


Diego León Montoya Sánchez Don Diego: miembro del Cartel del Norte del Valle, quien después de la muerte de su jefe Orlando Henao, se convierte en uno de los jefes del cartel, y forma una guerra contra Wílber Varela Jabón. Es protegido en el Magdalena Medio por las Autodefensas y lo único en que se preocupa es en mandar toneladas y toneladas a los Estados Unidos. Es capturado el 10 de septiembre del 2007 y extraditado a los Estados Unidos el 12 de diciembre del 2008.


Juan Carlos Ramírez Abadía Chupeta: después de la muerte de Orlando Henao toma mucha relevancia en el cartel del Norte del Valle. Se entrega a la justicia en 1996 junto con Víctor Patiño y otros más. Cuando sale libre en 2000, tiene una fuerte confrontación con Jabón y esto lo obliga a irse a Brasil y dirigir su negocio desde allí. Es quizás uno de los hombres más inteligentes en la mafia colombiana. De su propiedad se encontraron varias caletas en Cali y en Brasil. Hoy está preso en Estados Unidos después de ser extraditado en secreto en 2008.


Hernando Gómez Rasguño: le declaró la guerra a Don Diego, quien le dio 24 horas para irse del país. Se refugió en Brasil, Venezuela y Cuba y fue en éste último donde dijo que era "templo de narcotraficantes", fue capturado y se le dio una condena en EUA a donde fue extraditado en 2007.


Víctor Patiño Fómeque La Fiera: era miembro del Cartel de Cali, y al acabarse éste se une al Cartel del Norte del Valle. Es uno de los narcos socios más cercanos a Orlando Henao. Se entrega para aprovechar la oferta del gobierno de sólo 5 años de cárcel pero debido a que, luego de cumplir su condena y recobrar su libertad, envió un cargamento de cocaína a Estados Unidos, lo extraditaron a ese país. Aún espera una sentencia en Washington DC.


Luis Alfonso Ocampo Tocayo: hermano medio de Víctor Patiño La Fiera y sicario al servicio del cartel del Cali pero cuando ve que éste se acaba con la entrega de los Rodríguez Orejuela se une al cartel del Norte del Valle. Se volvió la mano derecha de Jabón, pero cuando capturan a su hermano Víctor, Tocayo colabora con la DEA. Cuando los integrantes del Cartel del Norte del Valle se dan cuenta, es torturado y asesinado por órdenes de Chupeta, Jabón y Rasguño.